Roberts

LINCOLN

TRABAJOS REALIZADOS

Karlla Girotto
São Paulo | Brasil
artista

Karlla Girotto, artista residente en Roberts en 2018, elaboró diversas acciones en el pueblo, movilizada por la voluntad de comprender los sistemas de representación allí vigentes y sus relaciones con la memoria de familiares y pueblos originarios. Al mismo tiempo, percibió las opresiones de género que aún marcaban las bases de la estructura social. Esto la llevó a observar la cantidad de automóviles antiguos y oxidados que seguían en circulación, indicio de un pasado que seguía vivo en el presente. Entonces, invitó a los vecinos  que poseían coches viejos a participar de un desfile en la plaza del pueblo  en "celebración" a lo que ya debería estar  fuera de circulación: una marca del patriarcado y sus efectos tóxicos. Otra acción propuesta fue la de generar  charlas entre dos mujeres, para despertar la contención y la escucha. La acción se dio a partir de breves preguntas simples como "cómo estás?". Pero que la respuesta debería partir de la sinceridad. Mientras la conversación se desarrollaba, una mujer masajeaba la mano de la otra. Entonces, buscando enfrentar las ruinas del pasado con la esperanza de un futuro, Karlla organizó un segundo desfile: la marcha del deseo. En él, los protagonistas fueron niñas entre 5 y 7 años, invitadas a diseñar sus deseos del mundo. Según la artista, lo que surgió de eso fue una "belleza arrebatadora". Ravioles, piscinas, fiestas, parques, camiones de mudanzas, muñecas, juegos, cines, escenarios, montañas (y en las pampas no existen montañas). Una marcha fue realizada con esos carteles. Se organizó entonces, un momento de escucha, en el cual los niños contaron sus deseos. La serie de acciones pensadas por Karlla llevó el nombre de El futuro del pretérito. Alrededor de ellas, la artista planteó la pregunta: ¿sería posible entender algo vivo inclinándose sobre su cadáver? ¿Qué está muerto y necesita revivir? ¿ qué está vivo y necesita morir?

EQUIPO DE COORDINACIÓN: Laura Khalloub, Rodolfo Sala, Paola Fabres, Jorge Sepúlveda T. y Guillermina Bustos
Woolfgang Fuchs
Lins | Austria
artista

Woolfgang Fuchs se alojó en el distrito de Roberts en 2017. Su trabajo partió de la relación que la comunidad había establecido con el himno de la ciudad. El artista había descubierto que la partitura del himno de Roberts había sido perdida hace muchos años. Después del fallecimiento del compositor, la música no había sido anotada. Al perder letra y melodía, ya no podía ser tocada. Sin embargo, nadie se había dado cuenta de que el himno se había perdido en el pasado. Observando este hecho bastante curioso, aún más al percibir el aprecio que el  pueblo mostraba por las ceremonias públicas, por su historia y por los símbolos patrios, Woolfgang decidió invitar a los vecinos a repensar su propio himno. Quería escuchar nuevas versiones, recoger esas contribuciones y devolverlas a Roberts. En asociación con algunos jóvenes locales, lanzó la propuesta para que grabaran cada uno ese himno. Partiendo, sin embargo, de sus propios gustos, preferencias e influencias. La invitación dio lugar a un ejercicio en el que la composición patriótica se encontró con el universo popular de los días actuales. Aún así, incluso revisado por su propio pueblo, la idea de un himno popularizado y contaminado por las referencias de la actualidad accionó la duda sobre cómo respetar los símbolos oficiales de la nación o de sus municipios. La acción pensada por Woolfgang también contó con la grabación de comentarios y explicaciones de los participantes. El proyecto tuvo como conclusión la emisión de las grabaciones por la radio FM Fantástica de Roberts, con una duración de media hora, el jueves 16 de noviembre, con la colaboración de Leo Plaza.

EQUIPO DE COORDINACIÓN: Laura Khalloub, Rodolfo Sala, Paola Fabres, Jorge Sepúlveda T. y Guillermina Bustos
Carlota Mason
São Paulo | Brasil
artista

Carlota Mason se interesaba por el universo astronómico. Pensó entonces en un observatorio, no sólo de las estrellas, sino del propio pueblo. Cerca de las vías del tren, había una garita desde donde se maniobraban las conexiones de los rieles, una construcción abandonada de dos pisos hecha de madera y con máquinas, las palancas que se utilizaban para cambiar la ruta de los carriles. Usando esta máquina desmantelada y sus palancas de cambio, instaló una serie de roldanas y cuerdas que sostenían lupas. Al afectar el paso de luz por las lentes y, mediante un efecto óptico, el paisaje circundante de la pampa se reflejaba dentro de la garita. La relación que el trabajo establecía con esa idea de universo posicionaba a la localidad de Roberts como el mejor punto de vista para la observación, lo que revertía las nociones de subordinación que los pueblos poseen con relación a la ciudad cabecera del Partido de Lincoln. Con la intervención en la garita del tren, Carlota devolvió la atención a lo que fue negado por la ciudad: todo lo que no está relacionado con el imaginario de progreso; todo lo que rodea a las localidades: el campo, pero también el cielo. Carlota introdujo un orden visual que reorganizó el imaginario en relación a la pampa, seduciendo a los vecinos a mirar de nuevo, desde otra perspectiva, lo que los rodeaba.

EQUIPO DE COORDINACIÓN: Laura Khalloub, Rodolfo Sala, Paola Fabres, Jorge Sepúlveda T. y Guillermina Bustos

E-MAIL

info@residenciacomunitaria.com.ar